La Sofrología: EL Método de Relajación Dinámica en el control el estrés laboral.


La Sofrología: EL Método de Relajación Dinámica en el control el estrés laboral.


EL ESTRÉS EN LA EMPRESA

¿Cómo aumentar el rendimiento en el trabajo? ¿Cómo disminuir el absentismo laboral? El estrés es la principal causa de bajas laborales y de disminución del rendimiento en el trabajo. Sin duda alguna, es una cuestión que preocupa a muchos empresarios y profesionales. En este sentido, una de las disciplinas que más pueden ayudar a combatir este problema es la sofrología.

El Método de Relajación Dinámica aporta al trabajador estrategias eficaces para prevenir y controlar el estrés en su ámbito laboral y también en su vida personal, facilitando un mejor afrontamiento de las situaciones problemáticas. Con ello se verá reforzada su salud y su personalidad, mejorando su ilusión y su saber estar en su puesto de trabajo. El resultado final será un incremento en el rendimiento. El estrés laboral es aquel que se origina en el lugar de trabajo. Este tipo de respuesta de estrés es igual a la que aparece n otros ámbitos existenciales, las únicas diferencias son las causas que lo originan y el hecho de que además afecte, en diferente medida, a los compañeros de trabajo y a las propias tareas laborales. ¿Cómo puede ayudar la sofrología en el control del estrés laboral? La Sofrología dota al ser humano de RECURSOS con los que afrontar adecuadamente las situaciones problemáticas y controlar sus estados emocionales. El Método Abreviado de Relajación Dinámica es la metodología sofrológica más utilizada a nivel preventivo y terapéutico en el control del estrés. La sofrología enseña QUE hacer y COMO hacerlo cuando llegan los momentos de tensión. El Método se compone de series de ejercicios y técnicas, que son enseñados en clases teórico- prácticas. Gradualmente, los ejercicios pasan a ser aplicados en situaciones que generan estrés en el trabajo o en la vida personal, ejerciendo acciones de autocontrol y distensión ante ante los mismos. Además, se enseña a programar anticipadamente estrategias adecuadas ante situaciones que generan estrés. En general, se consigue potenciar y equilibrar la persona y su personalidad.