Osteopatía


Osteopatía

La osteopatía es una terapia natural de índole manual cuyo fin es el restablecimiento de la movilidad normal de todas las estructuras del cuerpo humano, entendiéndolo como una unidad funcional. Trata de corregir los desequilibrios estructurales y las limitaciones de movimiento que llevan a la lesión osteopática. Es por tanto una práctica de tipo holístico basado en un sistema de técnicas prácticas orientadas a restablecer la movilidad normal de las estructuras y promover la salud y el bienestar.

Las tensiones psicoemocionales y físico posturales de la vida diaria van minando el individuo como consecuencia de ellos se crea desarmonía corporal, rigidez y/o estadios congestivos viscerales, digamos que se crea un ?caldo de cultivo?, antesala de numerosas enfermedades que se van instalando si no hacemos un trabajo de revisión y mantenimiento corporal. Las adaptaciones que el cuerpo lleva a cabo tras un trauma o lesión de cualquier tipo, pueden ser causa de distintos síndromes a corto o largo plazo por compensación. Si la normalidad se ve alterada, y aunque nos parezca asintomático, sentiremos perdida de vitalidad, cansancio,?hasta llegar a lesiones más graves, lesiones discales, pinzamientos neurológicos ya sean locales o a distancia? Si bien, el inicio de muchos problemas de salud son por falta de amplitud de movimiento: un músculo pierde recorrido por una contractura, o una víscera pierde movilidad y/o parte de su función por un espasmo, caída o adherencia visceral. Frecuentemente se trabajan síndromes o dolencias, que tras visitar a distintos especialistas no han sido resueltas, pues la virtud de la osteopatía es que ve el cuerpo humano como un sistema completo y trata de ver las interacciones de ese cuerpo. Es aquí donde la osteopatía hace su función: contempla la interacción entre sistemas, sabiendo que continente y contenido se afectan mutuamente en círculos de salud y enfermedad. Para diferenciar la labor del osteópata de otras especialidades medicas, o de la fisioterapia es necesario saber que no prescribe medicación, no trabaja aparatología ni corrientes; es una disciplina 100% manual que explota al máximo los recursos que las técnicas manuales nos ofrecen. Tras un diagnostico previo y determinadas las causas de la consulta, la labor del osteópata se centrará no en luchar contra esas problemas de salud, sino permitirle al cuerpo que se deshaga de ellos de la forma más natural posible, mediante diversas técnicas como: manipulación articular, movilización, técnicas de streching, masaje miofascial, técnicas funcionales, entre otras. Es importante saber y conocer que la osteopatía no solo trabaja los trastornos músculo esqueléticos (Osteopatía estructural), sino que también se encarga de los problemas mecánicos (fijaciones, espasmos o caídas), de órganos y vísceras (Osteopatía visceral). Y una última forma más sutil y muy importante (osteopatía sacrocraneal) que además de corregir lesiones osteopáticas craneales, armoniza los ritmos corporales. Cada vez son más personas las que se apuntan a una revisión periódica invirtiendo así en su salud, en su bienestar?Al fin y al cabo, en sí mismos. Nuestra salud es lo más importante.