Piel depurada y desintoxicada


Piel depurada y desintoxicada

Las sustancias potencialmente tóxicas que nuestro organismo acumula con el tiempo pueden alterar el funcionamiento de nuestra piel o nuestro sistema renal o digestivo. Mantener estos órganos depurados ayuda a conservar su salud y que ésta se refleje en un aspecto externo atractivo.

FACTORES TÓXICOS Antes de atacarlos, es necesario saber el origen de los tóxicos que perjudican a la piel. · Factores internos: son causas ocasionadas por el propio organismo, sus alteraciones y su falta de cuidados, que provocan la aparición de toxinas. · Trastornos inmunitarios: debilidades o desequilibrios en el sistema de defensas del cuerpo. · Estrés emocional: los estados de ansiedad, de irritación, de rechazo o nerviosismo son causas emocionales de la aparición de ronchas, sarpullidos y alergias. · Deficiente alimentación. · Tratamientos de medicación prolongada: suponen también una debilitación considerable del sistema inmunológico del cuerpo y su capacidad autocurativa. · Factores externos: cuando el cuerpo está débil inmunológicamente, emocionalmente o sobreintoxicado, algunos elementos del ambiente pueden desencadenar la aparición de imperfecciones en la piel. Algunos de estos desencadenantes pueden ser el polen, la aplicación incorrecta de maquillajes y cosméticos, la exposición intensa al frío o al sol, etc. TRATAMIENTOS ESTÉTICOS DEPURATIVOS Mantener la piel en buen estado no sólo depende de factores hereditarios o de no sufrir alteraciones cutáneas como dermatitis, psoriasis o similares. Gran parte de su aspecto obedece directamente a los cuidados que le dispensamos tanto de forma externa como interna. Las manifestaciones de una piel intoxicada pueden aparecer y desaparecer rápidamente por si solas, pero otras veces persisten o aparecen intermitentemente con diferentes intensidades. Por muy leve que sea esta aparición, ya anuncia que hay algo en el cuerpo que debe atenderse. La higiene es el primer eslabón para un tratamiento depurativo, requiriendo una disciplina diaria para mantener el estado óptimo de la piel. Existen diferentes tipos de tratamientos que actúan a niveles depurativos para eliminar y renovar nuestros tejidos: · Microdermoabrasión. · Limpieza profesional. · Oxigenoporación. · Luminoterapia.